Quiero ser Terapeuta de Reiki.

Escrito por Víctor Fernández Casanova el . Publicado en Artículos

Actualmente nos encontramos con una avalancha de cursos de formación en Reiki, de todos los estilos, niveles y colores, sin duda Reiki es una de las grandes técnicas que está triunfando en todo el mundo, gracias a sus bondades y beneficios, lo que ha facilitado su difusión y expansión, así como el surgimiento de cientos de asociaciones, escuelas y algunas federaciones.

El gran éxito de Reiki consiste precisamente en el hecho de que cualquier persona, sea cual sea su condición, puede aprenderlo con relativa facilidad, obteniendo un doble beneficio, por un lado la persona que aprende y practica Reiki, mejora su calidad de vida en todos los sentidos experimentando un gran crecimiento personal y al mismo tiempo, aprende una profesión que le permite desde ofrecer terapias a impartir cursos de formación.

En si la técnica de Reiki es muy sencilla, aunque lo cierto es que su práctica es muy difícil de realizar, pues exige un compromiso de por vida para recorrer este camino que tanto bien nos aporta y en una sociedad como la nuestra, acostumbrada a la inmediatez  de las cosas, que huye del esfuerzo y quiere “la pastilla milagrosa” que nos convierta en maestros sin levantarnos del sofá, hemos descubierto que hay muy pocas personas que realmente se quieran implicar en esto.

Constantemente recibo mails de personas solicitando información para formarse como Terapeutas Profesionales de Reiki Ryoho, muchas de ellas ya tienen incluso cursos de Maestría Reiki realizados a la forma tradicional, en cursos de unas ocho horas de duración y poco más. Algunas nos preguntan cual es la diferencia entre realizar el curso de Terapeuta Profesional de Reiki Ryoho o tener un Tercer Nivel de Reiki.

Tras muchos años impartiendo formación de Reiki, descubrí que las personas realizan un curso de Primer Nivel, para al cabo de unos meses o un año, quieren hacer el Segundo Nivel. La realidad es que la mayoría de las personas no habían vuelto a practicar durante todo ese tiempo, hicieron su curso, lo disfrutaron, aprendieron y como mucho lo aplicaron a nivel personal…pero poco más, al pasar el tiempo volvían a hacer un Segundo Nivel pero sin haber adquirido experiencia, ni haber mejorado en ningún sentido.  Esto me llevó a sentir la necesidad de crear un nuevo modelo de formación, por eso hace ya más de diez años, diseñé el que fue el primer curso de formación en Reiki Profesional que se impartió en España, en un tiempo donde aún no existían las Federaciones actuales.

Este curso fue de diez meses de duración y en el se realizó desde el Primer Nivel hasta el Tercero, estudiando los estilos de Reiki más populares del momento, con una gran aceptación y excelentes resultados, pues el hecho de reunirnos todas las semanas a recibir enseñanzas, ponerlas en práctica y adquirir de esta manera una experiencia imposible de adquirir en solo 8 horas, tuvo como resultado el que un grupo de personas se convirtieran en los primeros Terapeutas Profesionales de Reiki que tras terminar su formación, estaban plenamente capacitadas para impartir terapias con total seguridad, confianza y profesionalidad.

La experiencia es fundamental para poder ofrecer terapias, sea del tipo que sea, pero en Reiki esto se hace aun más importante, pues el trabajo con la energía no es algo que se adquiera en cinco minutos, tras recibir la famosa “sintonización”, sino que requiere de un entrenamiento metódico, paciente y constante que nos permite desarrollar las capacidades innatas en todo ser humano, para poder trabajar con la energía, aprender a sentir las Byosen y purificar nuestro cuerpo y mente que son las herramientas fundamentales con las que el Reikidoka trabaja.

Los cursos típicos de Reiki, por niveles sueltos de pocas horas de duración, tienen su razón de ser en el aspecto de crecimiento personal y espiritual, con un uso a nivel familiar pero nunca profesional, entre otras cosas como insisto mucho en este artículo, por la falta de experiencia que solo se adquiere durante los cursos de Terapeuta Profesional de Reiki Ryoho, en los que se destripa completamente el método Reiki, se estudia hasta la saciedad, se investiga, se experimenta y uno se convierte en Reiki, viendo además casos reales y realizando muchas terapias, supervisadas por el profesor, antes de terminar el curso.

Hay personas que ya tienen mucha experiencia en el campo terapéutico, profesionales que llevan años impartiendo otras terapias y que quieren aprender Reiki para complementar lo suyo. En estos casos, en personas con experiencia probada y muchas tablas, los cursos de Reiki por niveles suelen ser suficientes para que puedan impartir terapias con seguridad.

Cuando una persona quiere aprender Reiki para ser Terapeuta, nosotros aconsejamos realizar la formación propuesta, por un lado, el alumno aprenderá desde el principio todo lo que se sabe sobre Reiki, al mismo tiempo que recibe enseñanzas presenciales y a través del Aula Virtual-soporte online, también realiza prácticas constantes y así va integrando todos los conocimientos necesarios para convertirse en un gran profesional, pero no solo eso, sino que al mismo tiempo, el alcanzar el Okuden o Tercer Nivel de Reiki, implica pasar un proceso de crecimiento y sanación personal muy importante tras el que sin duda, hay un antes y un después.

El tomar conciencia de que Somos Uno con Reiki, que todo es pura Luz y que podemos hacer mucho por ayudarnos a nosotros mismos y ayudar a los demás, no es un camino fácil, pero al mismo tiempo es un camino sencillo; en la época del Buda histórico, no todos los Maestros que alcanzaron el Despertar fueron seres ilustres, sino que había personas necias, ignorantes, delincuentes y demás, sin embargo todos consiguieron alcanzar la Budeidad, porque se habían comprometido con la Vía.

Por otro lado, ofrecer una verdadera formación profesional en Reiki es todo un reto, nosotros desde la Federación Europea de Reiki Profesional, hemos creado un programa en el cual impartimos una formación exclusivamente en Reiki Ryoho y Reiki Jutsu, estudiando todos los estilos de Reiki tradicionales, (Reiki Tibetano, Japonés, Karuna….), es decir, en nuestros cursos profesionales, no impartimos materias que nada tienen que ver con Reiki y que se pueden aprender en otros cursos o seminarios de especialización, por ejemplo, no estudiamos anatomía y fisiopatología, no estudiamos psicología ni medicina, ni estudiamos gemoterapia, ni esencias florales….aunque si que estudiamos todo lo relativo a la gestión de los pensamientos y las emociones, pues estas materias si que forman parte de las enseñanzas de Reiki, entre otras muchas cosas, pero hay tanta materia dentro del método Reiki, que no hay tiempo material para impartir otras materias complementarias, que se ofrecen aparte.

Al mismo tiempo, trabajamos un Reiki muy “campechano”, alejándonos totalmente del misticismo y el esoterismo con el que se ve envuelto Reiki en muchas ocasiones, nuestro estilo de Reiki es muy cercano, basado en el principio del Maestro Chuang Tzu que decía: los pies en el suelo y la cabeza en el cielo. Es decir, en nuestros cursos no invocamos a seres extraterrestres, ni bichos extracorpóreos, ni ángeles ni “canalizamos” energías de la 6ª dimensión como hemos visto en algunas escuelas, huimos del concepto “gurulandía”, que consideramos que ya ha pasado a la historia.

Preferimos centrarnos en aprender a respirar, a meditar, a calmar la mente y relajar el cuerpo para  ser buenos conductores de Reiki y poder disfrutar de sus beneficios, experimentar en nuestra propia vida todo lo bueno que Reiki nos aporta y así después, poder compartir con los demás la experiencia y ayudar a las personas que lo necesitan, ofreciendo Terapias de Reiki y cursos de formación.

En la aventura que emprendemos al iniciar el camino para convertirnos en Terapeutas Profesionales de Reiki, aprenderemos ejercicios de chikung japonés para mantener nuestro cuerpo sano, meditación budista y taoísta, filosofía de budismo zen (tal como hacía Usui Sensei), obtendremos los 3 Niveles de Reiki Ryoho y Reiki Jutsu, quedando capacitados no solo para ofrecer terapias de Reiki Ryoho, sino también para impartir clases y talleres de Reiki Jutsu, lo cual nos abre un amplio abanico de posibilidades personales y profesionales.

Una de las cosas que me llenan de Reiki, es el hecho de que no necesito nada para practicarlo, pues Reiki está en el interior de uno mismo/a y allá donde te encuentres, podrás expresarlo y manifestarlo tan solo usando tu corazón, tu mente y en definitiva, tu Amor en Acción. Sin duda, poder dedicarse profesionalmente a ayudar a los demás a través de Reiki, es una de las formas más gratificantes y hermosas de vivir y que os recomiendo a todos.

Víctor Fernández.

Presidente de la Federación Europea de Reiki Profesional.

Si te apetece formarte, infórmate e inscríbete aquí:

INSCRÍBETE

blog comments powered by Disqus

Federate y forma parte de la FERP

La Federación Europea de Reiki Profesional, tiene como misión prestar Servicio a sus miembros y federados.

Sé parte de las actividades que la FERP organiza para expandir el Reiki

La FERP, te informará de todas las acciones posibles para que nos ayudes a lograr nuestro objetivo.