Introducción al Shinpiden - Maestría Reiki.

Escrito por Víctor Fernández Casanova el Lunes, 17 Junio 2013. Publicado en Reiki

Como llegar a ser Maestro de Reiki.

Actualmente muchas personas se jactan de ser "Maestras" de Reiki y de otras artes. En si la palabra "Maestro" tiene un profundo significado, que va mucho más allá de la simple definición de "profesor", sino que la palabra Maestro implica a una persona que además de enseñar una materia como "profesor", también es una persona que ha recorrido un Camino Espiritual y que puede guiar a los demás. En Reiki, la formación como Maestro se realiza de diversas formas, como vamos a ver.

Algunas escuelas, llaman al Tercer Nivel o Reiki Tres la “Maestría Interior”. En realidad, prácticamente todas las técnicas que el método Reiki Ryoho nos ofrece, se deberían haber aprendido, experimentado y consolidado con este Tercer Nivel, ya que la formación como Maestros busca entre otros objetivos, que el futuro Maestro aprenda a enseñar y como mostrar el Camino que hemos recorrido primero, para que otros puedan recorrerlo también, pero no se aprenden nuevas y misteriosas técnicas avanzadas de Maestría, ya que seguimos siendo de carne y hueso.

Por otro lado, la formación como Maestros, está orientada a ayudar al nuevo Maestro a dar un gran salto en su proceso de evolución espiritual, teniendo la posibilidad de alcanzar el Anshin Ritsumei o estado de Satori, superando por fin la dualidad y siendo Uno con el Todo, sin dejar de Ser Único al mismo tiempo, disfrutando de la experiencia de vivir al Aquí y el Ahora como un Ser Humano completamente realizado, que vive su lado humano y goza de los placeres terrenales que la vida nos ofrece, de forma sana, respetuosa, amorosa y alegre, al tiempo que disfruta de su comunión con lo divino y espiritual.

La Espiritualidad está al servicio de la Humanidad.

Un Maestro se diferencia de un Aprendiz, tan solo por su experiencia y por ser un ejemplo viviente de Amor Compasivo en Acción, no por coleccionar técnicas y tener un ego elevado con el que presumir de lo mucho que sabe. El aprendiz apenas ha realizado cien veces Hatsurei-ho, mientras que el maestró lo ha realizado cien mil veces y además, lo comparte con los demás para el beneficio de todos los seres sintientes.  Pero no solo eso, sino que ha recorrido gran parte de la Vía y se ha enfrentado a sus bonno, demonios internos, conquistando su Libertad gracias a Reiki.

Nosotros llamamos Shinpiden al nivel de Maestría:

Shinpi = misterioso.

Den= camino.

Por lo que Shinpiden significa “Camino Misterioso”. Llegados a este nivel, es pues un verdadero misterio lo que puede suceder, ya que el nuevo Maestro debe iniciar ahora el verdadero Camino hacia el despertar, tras haber superado las fases iniciales, los tres niveles de Reiki que ya hemos visto, por fin empezamos a vislumbrar un atisbo de Luz en la oscuridad y además tenemos el impulso, el anhelo espiritual y la fuerza necesaria para dirigirnos hacia allí, avanzando por unCamino Ancho, tal como propone mi maestro y buen amigo, José Mª Jimenez Solana, pero no exento de aventuras y desventuras tan increibles como reales.

A pesar de lo aparentemente hermoso del Camino, lo cierto es que no es fácil seguirlo y que muchas personas ansían llegar a ser Maestros, por una simple cuestión de ego y para dar cursos, pensando que así ganarán un dinero rápido y sin esfuerzo. Ignorancia y avaricia que a veces, solo a veces, pueden servir para iniciar un Camino de sanación y libertad.

Por otro lado, la experiencia nos ha demostrado que al obtener la primera Maestría, uno es un simple aprendiz en el arte de la entrega a los demás, con lo que nosotros hemos creado una jerarquía dentro del nivel de Maestría, válida dentro de la Federación Europea de Reiki Profesional y respaldada por la APTN-Cofenat, para así garantizar una correcta difusión de la práctica y la máxima profesionalidad de nuestros Maestros:

Maestro Sempai – Monitor de Reiki Ryoho.

Maestro Sensei - Instructor de Reiki Ryoho.

Maestro Shihan - Maestro de Reiki Ryoho.

En el mundo de Reiki Ryoho, la palabra Maestro se usa con facilidad para definir a cualquier persona que ha realizado un curso de pocas horas y ha recibido un diploma donde le nombran “maestro”.  He conocido personas que han hecho un curso de apenas 12 horas, que jamás antes habían practicado ni tan solo la meditación y que tras pagar una importante cantidad de dinero y dejar pasar las horas escuchando a uno de los Maestros Japoneses de moda, han recibido sus diplomas de “Maestro”. Pero siguen enfermas, con vidas caoticas y desordenadas…eso si, el fin de semana se convierten en maestros que guían a los demás, usando para ello luz artificial y una buena puesta en escena. Conozco “maestros” adictos al prozac y al tranquimazin.

Existen tipos que a pesar de tener más de 30 maestrías, solo han aumentado su ignorancia,  ceguera, orgullo y prepotencia; otros Maestros de Reiki apenas saben realizar las sintonizaciones y explicar el temario que tienen delante, incluso algunos han ido a Japón y han recibido reiju de un gran maestro, pero no tienen experiencia en el uso terrenal de Reiki para resolver las cosas de la vida ni en el uso del método Reiki Ryoho como terapia y lo que es peor, no han recorrido la Vía de Rei-ho para conectar con el espíritu del Samurai: Acción Compasiva, Humildad, Respeto y el profundo Amor que todo Ser Realizado siente por la Vida.

No predican con el ejemplo de sus vidas, no son acordes a la Vía y tan solo interpretan una obra de teatro espiritual. Por desgracia, este es un fenómeno cada vez más frecuente en occidente y en el mundo de la espiritualidad.

Algunos de estos falsos maestros, han sido expulsados con deshonor de nuestra Federación, tras cometer fechorías espirituales como manipular emocionalmente a sus alumnos, endiosarse, mentir, estafar, disfrazarse de misterio y santidad, así como otras conductas contrarias a la ética y profesionalidad que dicta el sentido común y la decencia, aunque tristemente siguen ejerciendo amparados en otras entidades o por libre, engañando a todo el mundo e incluso a ellos mismos. Así pues, hay que tener mucho cuídado a la hora de escoger un Maestro o una Escuela, pues en Reiki la picaresca está a la orden del día.

La palabra “Maestro” debería usarse con algo más de respeto, pues un Maestro es una persona que lleva toda la vida e incluso vidas anteriores dedicada a una materia, un arte que domina in extremis pues no hay dualidad entre el Maestro y la Vía. Es una persona que ha recorrido el Camino y se ha Realizado como Ser y que, al igual que los Bodisatvas, seres que han alcanzado la Iluminación, han decidido renunciar a ella para compartir su  Sabiduría y Compasión con todos nosotros.

Saber realizar el ritual de Sintonización o Reiju y explicar un temario, no nos convierte en Maestros, en todo caso, en “facilitadores de Reiki”, terminología que propuse hace muchos años en un popular foro de Reiki en el que participaba activamente. Inclusive si tenemos en cuenta que para prácticar Reiki no necesitamos ser sintonizados, ni siquiera el saber realizar el reiju o sintonización nos convierte en Maestros Reiki.

Vemos que son muchas las materias técnicas y docentes que debemos aprender y dominar para ser simples Monitores, más todo el camino de sanación espiritual que debemos realizar para elevar nuestro nivel de vibración, trascender la dualidad que está en la mente y comprender que ya somos Uno con el Todo. A partir de ahí, podemos empezar a considerar la idea de que hay personas que nos siguen, a las que podemos ayudar a recorrer el Camino que ya hemos recorrido nosotros. Y por encima de todo eso, lo más importante para el Maestro será no desviarse de la propia Vía.

Cuando busquemos un Maestro del que aprender, además de escuchar la propia intuición y ver si es una persona noble y buena, deberíamos tener en cuenta lo siguiente:

  • ¿Tiene amplios conocimientos técnicos sobre la materia?.
  • ¿Tiene el don y el carisma necesario para transmitir esos conocimientos?.
  • ¿Lleva una vida ejemplar, acorde a lo que predica?.
  • ¿Tiene vida humana y vive con los pies en el suelo, o su mirada está más allá de lo humano y terrenal, se alimenta de la nada y se dedica solo a meditar? ¿o también dedica tiempo a jugar con sus hijos en el parque?.
  • ¿Tiene un linaje y una trayectoria conocida o comprobable? ¿dónde y de quién aprendió?
  • ¿Es accesible y se puede establecer una comunicación personal con el maestro? ¿o es inaccesible y parece de otro mundo?.
  • ¿Responde con claridad a las preguntas, o responde con ambigüedades tipo: “la respuesta está en tu interior, búscala” ?.
  • ¿Te gustaría ser como él, te sirve como ejemplo de vida?
  • Con estas preguntas, obtendremos datos fiables para tomar la decisión a la hora de elegir un Maestro de quien aprender cualquier materia, con mayores garantías de calidad y seguridad.

    Hemos visto en este capítulo, como tiene que ser un Maestro y como No tiene que ser un Maestro. Tal vez es algo desagradable leer cosas que no son lo que esperamos leer, sin embargo es necesario recordar que estamos en el mundo de la dualidad, que si hay bueno, hay malo y el mero hecho de tomar conciencia, nos permite poder elegir desde el conocimiento y no desde la ignorancia, para no caer en las trampas habituales de la falsa espiritualidad, lo que nos haría perder un valioso tiempo irrecuperable en esta vida.

    Realizar la formación de Shinpiden, con sus diferentes niveles y cursos, no implica el hecho de que tengamos que dedicarnos a enseñar a los demás, sino que nos da la oportunidad de conocernos aun más a nosotros mismos, para elevarnos y alcanzar el estado de Satori.

    Shinpiden, el Camino Misterioso, que nos lleva directamente a vivir una Vida Feliz, disfrutando del eterno presente de esta realidad, conectando con nuestra verdadera esencia divina y compartiendo con los demás nuestro caminar. En nuestro siguiente trabajo, lo desarrollaremos plenamente.

    Por último, recordar que la Maestría no se alcanza en una sola vida y que el don de Gracia es algo que se tiene o no se tiene, pero que no se compra ni se adquiere en un curso de fin de semana en Japón, aunque que un camino de mil millas, empieza con un primer paso.

    Acerca del Autor

    Víctor Fernández Casanova

    Presidente de la Federación Europea de Reiki Profesional.
    Creador del estilo Reiki Combat-Reiki Jutsu.
    www.reikieuropa.com

    Comentarios (1)

    • Cristina Pérez Maurelos
      Cristina Pérez Maurelos
      06 Julio 2013 pm Sábadopm21 12:24 |

      Aquél árbol sí era un gran Maestro. Lo arrancaron de la tierra para cubrirla de hormigón. Triste realidad. Elocuente entrada Victor, y cierto.

    Federate y forma parte de la FERP

    La Federación Europea de Reiki Profesional, tiene como misión prestar Servicio a sus miembros y federados.

    Sé parte de las actividades que la FERP organiza para expandir el Reiki

    La FERP, te informará de todas las acciones posibles para que nos ayudes a lograr nuestro objetivo.